Cuando nuestra consultora de Michael Page, Melanie Wallace-Smith se convirtió en directora, consolidó su posición como líder dentro de la compañía. Su trayectoria profesional demuestra, por un lado, la importancia de trabajar con confianza en uno mismo y, por otro lado, la importancia de tener apoyos y ayudas externas que te impulsen y que te ayuden a construir un futuro profesional. Para ello, es necesario contar con el respaldo de una empresa que valore la flexibilidad y el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Hoy, Melanie Wallace-Smith, Directora Financiera en Michael Page Australia, nos cuenta cómo fue su camino y su desarrollo profesional para llegar hasta la cima.

¿Ha sido tu carrera un destino o un viaje?

¡Un viaje! Y, además, maravilloso. Comencé mi carrera en Melbourne (Australia) como consultora, y luego me mudé a Adelaide (Australia). Allí trabajé como Business Manager desarrollando cuentas y consiguiendo nuevos clientes. Después de dos años y medio, volví a Melbourne donde dirigí un equipo durante tres años, hasta mi baja por maternidad.

Siempre me encantó la gestión de equipos y la consultoría, sin embargo, cuando en 2016 me reincorporé a la jornada completa tras mi maternidad, fue un desafío compaginar mi rol de directora con mi vida familiar. Fue en ese momento cuando decidí plantearme una jornada flexible. Eso supuso seguir trabajando con la misma exigencia, pero respetando el tiempo destinado a mi familia.

¿Tuviste dudas sobre cómo asumir un rol de alta responsabilidad dados tus compromisos familiares?

Para nada. Han pasado dos años desde el nacimiento de mi hija y desde hace unos meses retomé mi  jornada completa y me encuentro en un momento de equilibrio perfecto entre la vida laboral y personal. Me llevó un tiempo encontrar el equilibrio, pero en este momento estoy lista para enfrentarme cualquier desafío.

¿La flexibilidad te ayudó a administrar tu carrera y disfrutar de tu vida familiar?

Ha sido esencial. La flexibilidad me permite estar presente en momentos familiares clave y, a la vez, dar siempre lo mejor de mí en el trabajo. De hecho, mi productividad es mayor ya que puedo organizar todas mis tareas de manera más eficiente. Por un lado, según las exigencias del cliente y, por otro lado, adaptándome a los horarios y respetando algunos momentos importantes y clave en mi vida personal. Por ejemplo, puedo articular mi tiempo como yo considero y muchas veces, suelo adelantar tareas por la noche, después de acostar a mi hija. Es un momento tranquilo donde me encuentro más concentrada.

¿A qué desafíos se pueden enfrentar algunas mujeres al conciliar?

La confianza con el equipo es fundamental y, a la vez, un gran desafío. Tu superior debe estar abierto a pequeños cambios como: horarios de trabajo flexibles o el trabajo en remoto. No temas preguntar a tus superiores acerca de la flexibilidad antes de tomar la decisión de buscar otro empleo o descender en tu carrera profesional.

¿Cuáles son tus cinco consejos principales para mantener un equilibrio?

Trabajo a distancia: Esto permite trabajar a horas inusuales y en diferentes lugares, lo que significa que puedes dejar a los niños, disponer de tiempo para leer libros y sacar adelante todo el trabajo con la misma exigencia.

Organización: Mi consejo es hacer listas de tareas para el trabajo diario. ¡Síguelo y vete a casa cuando termines!

Tener tiempo familiar: Hace años que tomé la decisión de no trabajar ni los viernes ni los fines de semana. De la misma manera que reservo tiempo para trabajar, esos días desconecto y están dedicados a disfrutar de mi familia.

Trabajar de forma inteligente: Optimizo mi tiempo. Soy productiva desde el momento que llego a la oficina hasta el final de mi jornada, sin perder tiempo, para evitar tener que trabajar más desde casa.

Ojo con las expectativas: Es normal que no siempre tengas tiempo para hacer todo el trabajo que habías previsto. Poco a poco, vas aprendiendo a administrarte mejor para ser lo más productiva posible.

Melanie Wallace-Smith supone todo un ejemplo de conciliación, pero en Michael Page tenemos muchos más. En la compañía creemos que es necesario impulsar medidas de conciliación que permitan a los trabajadores ser los protagonistas en la educación de sus hijos sin que esto impida que su desempeño en el trabajo siga siendo igual de eficiente y productivo.