La situación de emergencia sanitaria que llevamos viviendo más de un año ha empujado a muchas compañías a reflexionar sobre el estado de su transformación digital.  De hecho, la pandemia ha llevado a una gran parte de las organizaciones a integrar o acelerar sus proyectos tecnológicos. Según datos de una encuesta de Technology by PageGroup que hemos llevado a cabo en España, Portugal, Italia Turquía, Polonia, Austria y Suiza; antes de la pandemia la tecnología y la innovación eran una prioridad para un 58% de las empresas grandes, un 54% de las de tamaño mediano y un 45% de las pequeñas. Sin embargo, observamos que en este último año las empresas han visto la necesidad de acelerar su proceso de transformación digital, algo que ha tenido un impacto mayor en algunas de sus áreas funcionales.

Desarrollo de software

Muchas organizaciones han decidido invertir en desarrollo de software para superar algunas de las dificultades que han surgido a causa de los cambios en las rutinas de las compañías. Así, de acuerdo a nuestro estudio, un 41% de las empresas tienen previsto dedicar parte de sus recursos al desarrollo de esta actividad.

Entre las áreas de aplicación del desarrollo de las empresas destacan, principalmente, el software de gestión y el software que permite optimizar procesos de negocio. En este sentido, cabe destacar que el software creado en la era post-Covid tiene en cuenta los nuevos entornos de negocio, por lo que han demostrado ser herramientas útiles para la gestión de equipos que trabajan de forma remota.

Ciberseguridad

La ciberseguridad es una de las áreas de IT que ha recibido más atención durante el último año y la pandemia del Covid-19 no ha hecho más que demostrar la necesidad de seguir mejorando la protección de la información de las empresas. Sin embargo, las inversiones consolidadas en tecnología y en la contratación de profesionales especializados son dos aspectos que siguen limitados a las grandes compañías, que han respondido al problema de la seguridad IT de forma más orgánica. Así, para un 37% de ellas la ciberseguridad es una de las áreas de inversión prioritarias.

El mercado es aún más inmaduro en el segmento pymes, que en su mayoría aún no planifica la protección de sus datos e información de forma estructurada. Tan solo un 31% de las empresas medianas y un 21% de las de menor tamaño mencionan la ciberseguridad como una de sus principales prioridades en cuanto a inversión. Esto quiere decir que la mayoría de las compañías, a excepción de las de mayor tamaño, aún no están suficientemente concienciadas con los efectos negativos que puede tener un ciberataque en su actividad.

Digitalización de la relación con clientes

Otra de las áreas claves de las compañías para la transformación digital que ha conseguido una mayor inversión de las organizaciones ha sido la digitalización de la relación con clientes. De hecho, la atención al cliente online se ha convertido en fundamental en este momento en el que los usuarios prefieren interactuar con las marcas a través de canales digitales.

Además de las páginas web y de las redes sociales, los usuarios son hoy más exigentes y prefieren empresas cuyos operadores de atención al cliente dispongan siempre de información actualizada, de modo que no tengan que repetir su problema a cada operador con el que interactúan. Como ejemplo de la importancia de digitalizar la relación con los clientes, un 39% de las empresas de nuestra encuesta internacional la consideran una de sus prioridades en cuanto a transformación digital.

Introducción de CRM y ERP

Un 38% de las compañías participantes en nuestro estudio consideran prioritaria la introducción de sistemas de gestión de la relación con clientes (CRM) y de planificación de los recursos empresariales (ERP), debido a sus beneficios, entre los que se incluyen:

  • La optimización de los insights del negocio gracias a la capacidad de compartir información con todo el equipo en tiempo real.
  • Una reducción en costes operativos gracias a la simplificación de los procesos de negocio.
  • Una mayor colaboración entre usuarios, que comparten datos de contacto, peticiones u órdenes de compra.
  • Una mejora de la experiencia de usuario por parte del cliente.

Es importante recordar que las organizaciones que ya han implementado estos sistemas también han tenido que formar a sus empleados para sacar el mayor partido de sus CRM y ERP.

¿Quieres conocer más tendencias sobre inversión en tecnología y talento IT? Descarga nuestra infografía.


¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.