En un mundo donde prima el producto y la comunicación y donde cada vez es más importante diferenciarse de los competidores, se hace fundamental trabajar la imagen de la marca. Para vender algo, bien sea una idea, un nombre o una empresa, la mejor estrategia es el employer brandingconstruir una marca sólida para conseguir que se convierta en un referente en la mente de los consumidores. Los mejores ejemplos los encontramos en marcas tan importantes como: Nike, Google, Apple o Netflix; compañías, que no solo venden sus productos, también son firmas perfectamente reconocidas por cualquiera de nosotros y donde la visión, misión y valores; están perfectamente delimitados.

El employer branding no solo es una técnica dirigida a captar clientes potenciales, también resulta absolutamente perfecta a la hora de atraer a perfiles con talento. El mercado laboral se ha vuelto cada vez más competitivo, y los trabajadores tienen un nuevo poder en los procesos de selección: ahora son ellos quienes eligen a la empresa. Así, para abrirse un hueco en el mercado laboral tan competitivo, esta técnica se hace más importante que nunca.

Para que una empresa triunfe, necesita diseñar y construir su marca y de este modo, conseguir posicionarse con respecto al resto de las compañías. Por eso, en este artículo analizamos los fundamentos del employer branding y así, poder ayudarte a diseñar e implementar la mejor solución.

Cuidar los valores de la compañía

Una compañía debe ser sostenible, y es necesario que sus objetivos tengan un impacto positivo no solo en las personas  si no también el la sociedad. Los valores en la empresa son muy importantes para construir la marca, y a los trabajadores cada vez les preocupa más desarrollar sus tareas en un espacio que esté alineado con sus ética personal. En concreto, la diversidad es uno de los valores en alza que hará tu empresa mucho más atractiva para el talento joven. Además, contar con equipos de trabajo diversos mejorará tu productividad y los resultados de tu compañía. ¿Has probado a ampliar tus horizontes y reclutar talento de otros países? Para muchos perfiles jóvenes, trabajar en equipos multiculturales resulta una gran ventaja y por ello, al día de hoy, gracias a los programas de onboarding, muchas compañías contratan perfiles de otros países que se desean cruzar fronteras y vivir nuevas experiencias. En general, son perfiles curiosos y aventureros, y sin duda un valor muy atractivo para cualquier equipo.

Una estrategia bidireccional

Para desarrollar una empresa no basta solo con atraer talento nuevo, es imprescindible fidelizar a los trabajadores que forman parte de la plantilla. Para ello, la estrategia de employer branding debe trabajar en dos direcciones, tanto interna como externa, y saber cuidar al equipo  que ya forman parte de la compañía .

  • Employer branding externo: atraer y retener el mejor talento dará un gran impulso al desarrollo de tu compañía. Para ello, además de unas condiciones atractivas, es fundamental contar con una imagen de marca honesta y sincera. Para ello, se hace vital potenciar todo lo que hace especial a la empresa y poner en valor todos sus atractivos diferenciales. Solo así, podrás lograr que los trabajadores se identifiquen con la marca y deseen formar parte de ella.

Con estos fundamentos, pilares básicos del employer branding, tienes el inicio para saber diseñar e implementar tu estrategia. Por otro lado consideramos que  la ética y cumplimiento de las reglamentaciones vigentes deben ser un valor fundamental,  una pequeña mala praxis local puede tener un impacto enorme en la imagen de marca de la compañía

 Te garantizamos que conseguirás diferenciar tu marca del resto de tus competidores y conformar tu equipo ideal.

Si estás en búsqueda de empleo, visita la sección de candidatos.

¿Estás contratando? Contacta aquí.

¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.