Dolor muscular, insomnio, falta de concentración, frustración, falta de apetito, tristeza… ¿Reconoces alguno de estos síntomas? Si es así, es que te has visto sometido a una situación de sobrecarga laboral y estrés. Tranquilo porque no eres el primero ni serás el último.

Según datos del INE un 50% de los trabajadores españoles sufren o han sufrido algún tipo de estrés relacionado con el trabajo, siendo éste una de las principales causas de baja laboral en nuestro país.

Todos nos hemos visto inmersos en una situación de estrés en el trabajo, con independencia del cargo laboral y el puesto. Como punto de partida, te diremos que sufrir este problema en silencio no beneficiará a nadie. Todos necesitamos pedir ayuda en alguna ocasión y por eso, hoy, queremos compartir contigo tres consejos que te facilitarán sobreponerte a cualquier tipo de sobrecarga laboral con el fin de conseguir ser feliz en tu trabajo:

1. Identifica la causa y el efecto

¿Has tenido una excesiva carga de trabajo durante las últimas semanas? ¿Te encuentras en una época del año con más trabajo de lo habitual? ¿Has tenido que cubrir el trabajo de un compañero que está de baja?

Tómate tu tiempo para identificar cuál ha sido el motivo que te ha llevado a intensificar tu carga de trabajo. De esta manera, encontrarás la solución para poder hablar con tu jefe o superior comunicando con argumentos sólidos, razonados y objetivos, cómo la excesiva carga de trabajo está afectando a tus resultados y a tu rendimiento.

2. Pedir ayuda es un síntoma de fortaleza

Si lo enfocas de la manera adecuada, pedir ayuda, puede ser algo positivo ya que sacará a relucir tu lado más humano y reafirmará tu compromiso con la empresa como empleado.

La mayoría de las personas, con independencia de si es un miembro de tu equipo o si es tu jefe, estarán encantados de poder ayudarte. Sentirán que su opinión es importante para poder echarte una mano y, además, podrán conocerte en una faceta más personal.

Pero ¿qué pasa cuando pedimos ayuda de la manera incorrecta sin medir nuestras palabras?

Un aspecto importante que tienes que tener en consideración y puede ser percibido como negativo, es acudir a tu jefe quejándote de la excesiva carga de trabajo que tienes y el no poder hacer frente a ella.

Si no te muestras tranquilo, perjudicarás el buen desarrollo del trabajo en equipo y seguramente, terminarás criticando el trabajo interno de la compañía o de tus compañeros de

trabajo, posicionándote en una situación complicada donde incluso, puedes poner en peligro tu puesto de trabajo. Por ello, nuestro consejo es que, antes de pedir ayuda, prepares muy bien tu discurso, razones tus argumentos y lo enfoques bajo un punto de vista constructivo: pides ayuda para buscar soluciones que mejoren tu rendimiento y tu trabajo en equipo.

3. ¿Cómo pedir ayuda a tu jefe?

Si te encuentra en esta situación, te aconsejamos pedir ayuda a tu jefe en primer lugar. Sé rápido, cuanto más tiempo pase más grande será el problema. También es importante la claridad con la que transmitas el mensaje. Identifica el problema y transmítelo de una manera objetiva y clara con el fin de buscar una solución rápida.

Por último, no olvides ser proactivo y llevar una lista de posibles soluciones frente a la situación en la que te encuentras, es decir, es muy importante que no sea tu jefe o superior el único que busque la solución. Tu opinión será ampliamente valorada.

Esperamos haberte ayudado a tomar una decisión ante una situación complicada en la que te veas inmerso. Intenta ser positivo y recuerda que todos hemos pasado por situaciones similares e incluso, más complicadas, así que, sigue estos consejos y verás como tras esta eventualidad, tu posición en la empresa se verá reforzada. 

¿Estás buscando trabajo?

Encuentra las mejores ofertas en nuestra web.

Aplica ya

¿Tu salario está en línea con el mercado?

Nuestra herramienta de comparador salarial te facilita información de los salarios. Detallado por puestos y sectores que componen el mercado español

Pruébalo
¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.