En un mundo dominado por la tecnología y las máquinas, la atención a las personas está cada vez más en alza. Conceptos como la adquisición de talento han ido desplazando los valores tradicionales de reclutamiento, y los departamentos de RR. HH van teniendo una visión menos centrada en la “persona académica” y más en la “persona humana”

Tanto es así que, por ejemplo, Jack Ma, fundador de Alibaba, la plataforma de comercio electrónico más grande del mundo insiste en lo poco que le importan a él los títulos universitarios o el prestigio de las escuelas donde haya estudiado un candidato: su foco está en las cualidades humanas como la pasión o la motivación.

Esta evolución por parte de las empresas se ha visto acompañada también de un cambio de perspectiva en los trabajadores, que cada vez atienden más a los valores humanos de las compañías. Y es que compartir o no los valores de la empresa, puede ser determinante para progresar en ella.

Es posible que tú también hayas pasado por compañías en las que no te sentías muy cómodo al no compartir su filosofía empresarial, y seguro que eres consciente de lo desagradable y difícil que puede resultar la toma de decisiones bajo unos principios con los que no te identificas. Uno de los casos más llamativos es el de Rodrigo García, llamado “el Da Vinci español” inventor de artilugios fantásticos como edificios plegables, nubes artificiales o una botella masticable; que rechazó una oferta de Apple al no estar de acuerdo con los valores de la marca.

En cambio, ¡qué fácil parece todo cuando encajas con la empresa! Estar en sintonía con los valores de la compañía crea un entorno favorable para el crecimiento personal, la creatividad, la motivación y la proactividad. Suena ideal, pero ¿cómo saber si tus valores personales están alineados con la empresa en la que trabajas? Te dejamos algunas ideas:

Trabaja tus valores

Todos tenemos unos valores que rigen nuestras vidas. Marcan nuestras decisiones y establecen lo que nos parece bien o mal. Son un sistema de creencias que se ha ido forjando a lo largo de la vida y del que muchas veces no somos del todo conscientes. Para ello es importante conocerse más a uno mismo: escucha y atiéndete, piensa en lo que es importante para ti, qué te gusta de la vida y cuáles son tus prioridades.

Analiza la marca del empleador: Employer Branding

La marca de empleador es la imagen que proyecta la compañía en el imaginario social. Las empresas invierten mucho tiempo y dinero en construirla y a veces, es difícil distinguir entre la realidad cotidiana y la imagen que proyectan. Fíjate en cómo ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, analiza sus logros y estudia su cultura empresarial. Todo ello puede ayudarte a averiguar si ves o no el mundo de forma similar.

Sé honesto contigo mismo

Reflexiona si estás en sintonía con tu lugar de trabajo y aplica también esta pregunta a todos los ámbitos de tu vida: ¿estás viviendo tu vida atendiendo a tus valores? Responder afirmativamente no sólo te aportará un estado personal más tranquilo, ganarás en confianza y autoestima al saber que estás donde quieres estar.

Te aseguramos que vivir con integridad tus valores y rodearte de personas que los compartan te ayudará a ser más feliz. Las empresas lo tienen claro, pero y tú, ¿eres realmente consciente de cuáles son estos valores? ¿te has parado a pensar si están alineados con la empresa donde trabajas? Reflexionar sobre ello y ser coherente contigo mismo, te hará más feliz. 

¿Estás buscando trabajo?

Encuentra las mejores ofertas en nuestra web.

Aplica ya

¿Tu salario está en línea con el mercado?

Nuestra herramienta de comparador salarial te facilita información de los salarios. Detallado por puestos y sectores que componen el mercado español

Pruébalo
¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.