¿Qué dispositivos de empresa utilizas? Evidentemente un ordenador en la oficina, seguro que un móvil y tal vez, una tablet. ¿Te los llevas a casa cuando finalizas tu jornada de trabajo o los dejas en tu mesa de la oficina? ¿Aprovechas para avanzar trabajo en casa o intentas desconectar al terminar?

Las nuevas tecnologías han revolucionado nuestra vida, y uno de los entornos donde mayor impacto tiene es en el trabajo. Desde Michael Page hemos querido investigar cómo nos relacionamos con la tecnología en el ámbito laboral, y los resultados han sido muy interesantes.

Tras una encuesta realizada a 640 personas de diferentes edades y sectores, que viven y trabajan en España, se ha podido comprobar que el llevarse tareas a casa es una práctica cada vez más extendida

Por ejemplo, ¿contestarías si te llaman al móvil de empresa cuando estás fuera del horario laboral? Si no formas parte de la minoría, tres de cada cinco personas entrevistadas afirmaron atender al correo electrónico de la empresa o realizar llamadas telefónicas relacionadas con el trabajo fuera de las horas de oficina y entre semana. Además, el 50% de los encuestados comentó que trabajaba fuera del horario de oficina varias veces a la semana; incluso, ¡una de cada cinco personas lo hacía durante los fines de semana o las vacaciones!

Parece que son muchos los factores que influyen en cómo nos relacionamos con la empresa cuando termina nuestra jornada laboral. Si eres gerente o tienes un puesto de mayor responsabilidad, probablemente te involucres más debido al compromiso que sientes hacia el proyecto; y si no, es posible que sea por un sentimiento de obligación.

Aparentemente también influye el género; ¿sabías que el 75% de los hombres encuestados se sentían responsables de estar disponibles y conectados, frente al 62% de las mujeres?

Pero, ¿cuáles son las nuevas tecnologías que se están introduciendo en el mundo empresarial?

Además de los dispositivos físicos, hay muchos otros avances tecnológicos que están revolucionando el mundo de la empresa.

Uno de los más llamativos es la inteligencia artificial, que ya está a la orden del día en muchísimos ámbitos, sobre todo en el formato de los chatbots de atención al cliente. Algunos de los sectores que más se benefician de ello son: la salud, el turismo o la gestión empresarial.

Además, la inteligencia artificial empieza a cubrir funciones de las que hasta ahora se encargaban personas, permitiendo que las empresas puedan aumentar el potencial de sus empleados gracias a la cualificación.

Otro tema que cada vez es más importante es la ciberseguridad. Cada año las empresas invierten grandes sumas de dinero en protegerse, pero cuidar el trabajo de ataques externos debe ser un esfuerzo colectivo de todos los trabajadores . ¿Sabías que hay más de un millón de ciberataques al día?

Las experiencias inmersivas de realidad virtual o realidad aumentada casi parecen ciencia ficción, pero llevan desarrollándose de manera más creciente en los dos últimos años. El ejemplo más claro es PokemoGo, y todo indica que, en los próximos años, integraremos en nuestro día a día, estas tecnologías. Por lo pronto, ¡parece que Apple está desarrollando unas gafas de realidad aumentada! ¿No te mueres de curiosidad por probarlas?

Está claro que el mundo avanza a la velocidad de la luz hacia el futuro tecnológico, y es muy importante reflexionar sobre cómo nos afecta ¿Crees que todo esto es positivo para ti y tu relación con el trabajo? Haciendo un gran esfuerzo de memoria, intenta recordar cómo era tu vida antes de este boom tecnológico llegara a la oficina (¡si es que viviste esa época, claro!) ¿Consideras que ha ido a mejor o a peor? Esta encuesta muestra que la mayoría, un 52%, lo ve como algo negativo, y solo el 30% se muestra indiferente.

Aunque cueste imaginar un mundo sin todos estos gadgets informáticos, en realidad, su uso es aún bastante nuevo y hay que aprender a relacionarse con ellos de forma sana, intentando separar nuestra vida profesional de la personal. Recuerda que igual que tenemos nuestra rutina por las mañanas para empezar bien la jornada laboral, es importante también que nos esforcemos por integrar una serie de pasos para terminarla bien y desconectar.