Mireia Belmonte ha ganado la medalla de oro en sacrificio, en espíritu inconformista, en esfuerzo imparable. Oro en no rendirse hasta el final, en saber remontar y en nunca perder de vista el objetivo que se fijó cuando cumplió 12 años. Porque aún sin oxígeno, estiró el brazo todo lo que pudo y lo consiguió. Lo logró por menos de una quinta parte de un segundo.

Si algo nos ha enseñado Mireia Belmonte (no en estos Juegos Olímpicos, sino desde que hace 13 años empezó a luchar por su sueño) es a no rendirnos, a tener la certeza de que con esfuerzo se alcanza el objetivo, a fijarse una metas, visualizarlas y luchar por ellas. Valores esenciales que también se pueden aplicar a la búsqueda de un nuevo empleo.

1. Asumir que para conseguir tu objetivo debes someterte a una preparación.

Mireia asiste a duras jornadas de entrenamiento: trabajo en piscina, carreras, pesas, concentraciones en altura... Todo para conseguir un objetivo. Por lo tanto, debes asumir que necesitas una preparación previa para incorporarte al trabajo que deseas. Infórmate sobre las cualidades más demandadas para los puestos a los que aspiras, prepárate y fórmate para convertirte en el/la mejor candidato/a para el puesto.

2. Identifica cuáles son tus puntos fuertes, habilidades y competencias  y sácales el máximo partido.

Mireia es capaz de perfeccionar su posición bajo el agua de manera intuitiva para alcanzar la perfección hidrodinámica. Su técnica en la modalidad de mariposa y en estilo libre es muy buena por naturaleza, de manera que es en estas modalidades por las que apuesta en las grandes competiciones.

3. Ante una negativa para un puesto de trabajo, es importante no desanimarse.

Piensa que esa decepción, es  una oportunidad para aprender, mejorar y pensar que muchas “medallas de oro” pueden ser tuyas. Mireia Belmonte, ganó dos medallas de plata en los Juegos de Londres, después de este gran éxito, analizó y estudió las causas para conseguir el esperado Oro en una impecable y estudiada competición.

4. Una actitud positiva puede convertirse en tu mejor aliado a la hora de buscar trabajo.

Mireia le dedica los mismos esfuerzos a la preparación física y a la mental. La motivación y los mensajes positivos son tan importantes en su entrenamiento que, antes de cualquier competición, se repite las frases que más le ayudan. Elige la que más encaje contigo y atrae sólo pensamientos positivos mientras buscas trabajo.

5. El afán de superación de Mireia le ha llevado al Oro Olímpico.

La deportista recalca la importancia de fijarse un objetivo pero sin perder de vista un horizonte cargado de sueños: “Mi objetivo es Río 2016, pero quiero llegar a Tokio 2020”, explicaba en una entrevista a Eurosport meses antes de llegar a lo más alto en Río. Fíjate pequeños objetivos laborales y lucha por alcanzarlos, poco a poco, escalón a escalón, trata de superarte cada día y de  ir alcanzando todas las metas que te propongas sin que el objetivo final te ciegue.