Me uní a Michael Page Londres como consultor de selección en el año 2000 y en 2014 sentí  que era el momento adecuado para explorar oportunidades internacionales.

Conocerte mejor a ti mismo,  a otros profesionales, así como aprender nuevas formas de contratación en diferentes mercados siempre ha sido el principal impulsor de mi a apego a PageGroup. Prueba de ello fue mi traslado a Suecia, lo que me llevó a otro nivel.

El grado de seguridad que adquieres  en ti mismo trasladándote a otro país es muy inspirador, ser consciente de todo lo que tienes que aprender te proporciona una energía extra así como vivir en un entorno diferente te desafía de forma muy positiva, tanto a nivel profesional como a nivel personal.

En el verano de 2018, decidí asumir un desafío muy diferente: ¡La vuelta a Londres! Pero esta vez como Head del proyecto  Customer Connect , dirigiendo un equipo encargado de implementar nuestra plataforma de tecnología más innovadora. ¡Qué buena oportunidad! Una vez  más, un momento muy emocionante para asumir una nueva posición y aprender algo completamente nuevo.

El rol era completamente distinto al que tenía antes: se acabaron los cierres mensuales y las negociaciones de tarifas pero tenía muchos otros nuevos desafíos: Tenía que trabajar con partners tecnológicos y un equipo de programadores para revisar y agilizar los procesos, generar patrocinios, etc,  para implementar esta nueva tecnología en todo nuestro mercado global. Era increíblemente desafiante y asombroso ver cuánto sucede entre bastidores y me inspiraba el increíble esfuerzo y capacidad de planificación para que todos nuestros equipos operativos siguieran avanzando.

Vivir en Suecia durante tantos años me proporcionó muchos aprendizajes y nuevas experiencias. Ciertamente, las costumbres de disfrutar de la naturaleza y mantenerse en forma se han quedado conmigo y con mi familia. Puedo además decir que recientemente, ¡parte de la experiencia del confinamiento por Covid19 ha sido muy similar a un largo invierno en Suecia! Como Country Head, también aprendí mucho sobre el concepto de la responsabilidad, lo que ha sido de gran ayuda, al igual que poder trabajar más de cerca con las diferentes áreas que conforman un negocio ( finanzas, marketing, digital, etc.).

Si alguien que dudara  en hacer un movimiento internacional hoy en día, le diría: '¡Hazlo!'. Recuerdo además haberle dicho en su día a mi esposa que en mi vida prefería  mirar atrás y decir que al menos lo intenté, en lugar de llegar a la vejez y no haber  tomado el riesgo. Una experiencia verdaderamente especial para mí y mi familia, ¡y logramos adquirir un perro sueco aunque eso sí… Aún seguimos sin saber cantar Feliz cumpleaños en sueco!