¿Conoces las evaluaciones 360 grados? Se trata de aquellas que se realizan a partir del feedback que aportan los diferentes miembros que conforman el entorno profesional de un empleado: compañeros de equipo, managers y clientes, entre otros. Esta información se completa, además, con una autoevaluación del propio trabajador.

Las evaluaciones 360 grados son una herramienta que ofrece beneficios tanto para las organizaciones como para los propios empleados. A través de distintas preguntas valoran aspectos como enfoque en el cliente, trabajo en equipo, comunicación, liderazgo, conocimientos técnicos y ética. Los comentarios son anónimos, ya que la intención es promover la sinceridad de los participantes.

Percepción frente a realidad

Las evaluaciones 360 grados pueden ayudar a mejorar el desempeño de un empleado al ofrecerle distintas perspectivas de cómo lo perciben y valoran las personas de su entorno profesional.  Sin embargo, es importante tener en cuenta que el feedback 360 grados únicamente proporciona observaciones de otros individuos sobre el desempeño de un empleado, por lo que en ningún caso podrá ser la única forma de medir su competencia.

Idealmente, las evaluaciones 360 grados deben combinarse con una evaluación de desempeño anual tradicional entre el manager directo y el empleado, aplicando los resultados obtenidos entre ambas a la progresión y desarrollo profesional del empleado.

Si bien antes las evaluaciones 360 grados solían subcontratarse a empresas externas por la gran carga de trabajo administrativo que suponía recopilar los resultados, actualmente y gracias a la generalización de las encuestas online, es factible realizarlas de forma interna.

Cómo realizar y analizar evaluaciones 360 grados

  • Asegúrate de que todos los empleados saben el propósito de la encuesta 360 grados y no excluyas a nadie.
  • Garantiza a los encuestados que su anonimato está asegurado.
  • Crea una encuesta personalizada o un formulario de feedback.
  • Recopila feedback a partir de un grupo representativo de entre 10 y 20 personas, asegurándote de incluir a compañeros con el mismo rol, así como a managers y empleados que les reportan, si es el caso.
  • Pide al empleado que complete su propia encuesta para obtener una visión más completa.
  • Asegúrate de que los encuestados han trabajado con el empleado durante al menos seis meses.
  • Recopila y analiza los datos del feedback y haz un resumen de los más destacados para comentarlos durante la evaluación anual de desempeño del empleado.
  • Utiliza los datos para identificar patrones de comportamiento y tendencias de percepción.
  • Ofrece una crítica positiva y constructiva y no te centres en los resultados negativos, ya que son solo percepciones individuales.
  • Confirma que tanto la organización como el empleado aprenden de la experiencia y que ambos trabajan de forma conjunta para lograr una mejora.

¿Estás interesado en realizar una evaluación 360º? Podemos ayudarte