A lo largo del 2018, las tecnologías de la información y la comunicación están adquiriendo una enorme importancia en todas las empresas, desempeñando un papel crucial hasta el punto de que ningún negocio de éxito (especialmente del sector bancario, gran consumo y farmacéutico), se concibe sin la influencia y aplicación de la tecnología.

De hecho, las cifras hablan por sí solas: Alemania alcanzó un volumen de negocio de unos 159 mil millones de euros en 2016, mientras que el total del volumen de negocios europeo en 2017 aumentó en un 1,8 %, alcanzando los 683 mil millones de euros.  Además, las profesiones relacionadas con la analítica de datos, es una de las más demandadas y con más futuro en España. Las empresas se lanzan a la búsqueda del perfil perfecto que combine dos grandes habilidades: la pasión por la estadística, algoritmia y gestión de estructuras de datos complejos, con conocimientos generales sobre la ingeniería del software.

Este sector sigue creciendo a tan buen ritmo que nos hace cuestionarnos sobre las tendencias y desarrollos que conformarán la economía de las TIC de ahora en adelante.

Te desvelamos las cinco innovaciones en TIC que están transformando el panorama actual.  

1. Cloud Computing y Edge Computing continuarán su proliferación

Los servicios que recurren a la inteligencia artificial (IA) seguirán aumentando en 2018, lo cual incrementará la demanda de productos de TIC, sobre todo de cloud computing y de edge computing.  

La primera experimentará cambios significativos, pasando del método tradicional de cargar datos a través de plataformas para su procesamiento y almacenamiento, a otros más ágiles. Actualmente, los usuarios esperan una respuesta más rápida de los servidores, sobre todo si las empresas necesitan que se transfiera y almacene un gran volumen de datos.

Sin embargo, los dispositivos modernos suelen reaccionar mejor a los procedimientos y respuestas en tiempo real, lo cual dificulta la competencia de los sistemas en la nube. Por lo tanto, se espera que el edge computing se introduzca en algunos de los principales mercados verticales a lo largo de este año. Además, los expertos señalan que puede disminuir el volumen del flujo de datos y acelerar en gran medida las transferencias.

La proximidad del edge computing con los endpoints o extremos de datos originales permite mejorar la respuesta del entorno en tiempo real, como, por ejemplo, en el caso de los sensores de asistencia. Esto repercute en la satisfacción del usuario, ya que sus datos se tratan y procesan de forma más rápida y, al mismo tiempo, las empresas son capaces de mejorar la disponibilidad y el intercambio de datos de forma más eficaz. 

2. El sector financiero, motor en la implantación de la blockchain

Desde 2017, el dominio de la blockchain ha ido en aumento en el sector de la tecnología financiera, ya que las start-ups del sector han implementado rápidamente esta tecnología. Las empresas privadas y los gobiernos se han sumado a la tendencia y prevén que se integre ampliamente en todos los sectores de la economía en un futuro cercano. Es posible, que a lo largo de este año, la blockchain se pruebe a gran escala para agilizar la comercialización del proceso, facilitando el salto de la fase de implantación a la de despliegue.

Lo más probable es que estos cambios sean impulsados por el sector financiero. Según un estudio reciente de TrendForce, al menos un 30 % de los participantes del sector financiero internacional querrá contar con soluciones basadas en la blockchain. El estudio también señala que las agencias tratarán de crear normas tecnológicas en el sector introduciendo la blockchain como un nuevo valor añadido para las empresas. Este proceso será  largo y se espera que un máximo del 20 % del mercado financiero global use de algún modo la cadena de bloques para 2020.

3. Auge de la Inteligencia Artificial (IA)

Debido a la velocidad con la que avanza la tecnología, es cada vez más complicado mantenerse al día con las nuevas normas laborales y satisfacer las expectativas de los clientes. Ello implica que para 2020 prácticamente un 85 % de las interacciones con el cliente serán gestionadas por IA, desde la atención al cliente hasta la robótica, pasando por la analítica o el marketing.

Para facilitar unos procesos de automatización más rápidos y económicos, es posible que la fabricación industrial atribuya multitud de funciones a las máquinas que solían ser ejecutadas por personas. Además, lo más probable es que surjan nuevos puestos y las empresas aumenten el potencial de sus empleados a través de nuevas responsabilidades y enfoques más amplios.

Los principales actores de software como IBM Watson, SAP Leonardo o Salesforce Einstein ya están incluyendo innovaciones de IA integradas en sus plataformas. Sin duda, veremos a empresas importantes lanzar sus propias versiones en los próximos 12-18 meses. 

4. Los proveedores móviles se acercan más rápido al 5G

La hiperconectividad de hoy en día implica que el camino al 5G es prácticamente una certeza. El LTE gigabit es un hito para el paso de LTE a 5G, y se espera que se implante en los dispositivos Samsung y Sony, marcando el comienzo de una nueva era en conectividad móvil.

Como siguiente paso, AT&T se ha comprometido a pre-lanzar el 5G antes de acabar el año. Durante este proceso se dirigirán a empresas de todos los tamaños y sectores para prestarles soporte en su transformación digital hacia las redes modernas.

Una vez establecido en Estados Unidos, se prevé su despliegue global para 2020.

5. El despliegue de los chips automovilísticos fija el rumbo para los vehículos sin conductor

El deseo cada vez mayor de los consumidores de tener un coche sin conductor ya ha traído consigo amplias mejoras en la calidad y la recopilación de los datos para los dispositivos de control de seguridad e información del tráfico.

Por ejemplo, Original Equipment Manufacturer (OEM) ha lanzado una nueva aplicación con un sistema de asistencia al conductor con el objetivo de que la tecnología alcance un nivel 4 de 5 niveles. Tras su implantación, el conductor podrá activar la función de conducción automática sin hacer nada más. Aunque pronto se sentarán las bases para los coches sin conductor, su aplicación real por las calles en nuestro día a día no se prevé hasta 2025 con este nivel de automatización.

Sin embargo, si las mejoras tecnológicas y la demanda siguen aumentando a los niveles actuales, el 25 % de todos los coches podrían ser sin conductor para 2030. Sin duda, a lo a largo del 2018, seguirán surgiendo novedades en el ámbito de la automatización de los vehículos, y presenciaremos la creación de oportunidades y puestos laborales atractivos que, entre otras cosas, darán lugar a la expansión de la IA en el sector del automóvil.

Si estás en búsqueda de empleo, visita la sección de candidatos.

¿Estás contratando? Contacta aquí.

¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.