¿Qué impacto ha tenido la crisis del COVID-19 en las expectativas laborales? Los meses de confinamiento, caracterizados por la existencia de más tiempo para reflexionar y una gran incertidumbre, han conformado el escenario propicio para que muchos profesionales se planteen su carrera.  Además, para algunos ha supuesto su primera toma de contacto con el teletrabajo y les ha permitido valorar las ventajas e inconvenientes de esta modalidad.

Según nuestro Índice de Confianza Laboral, en el que recogemos datos relativos al segundo trimestre del año, hasta un 77% de los españoles han aprovechado la cuarentena para reflexionar sobre su futuro laboral. En cuanto a sus perspectivas, un 80% considera que la crisis del COVID-19 afectará a sus expectativas profesionales durante los próximos dos años.

Necesidades personales y conciliación, entre las nuevas prioridades

¿Qué otras tendencias observamos? Durante estos meses han cambiado las prioridades. Algunos datos que lo reflejan:  un 62% de los participantes se centraría más en sus necesidades personales de cara a un posible cambio de trabajo, un 97% reconoce que la conciliación entre la vida personal y profesional será un aspecto relevante para tomar una decisión profesional y el 53% considera importante la posibilidad de teletrabajar varios días al mes.

Los españoles también han variado su percepción hacia el trabajo temporal y un 77% valoraría una oportunidad profesional bajo esta modalidad. Entre los motivos destaca la posibilidad de mejorar skills y experiencia (57%), seguido de la oportunidad que supone de convertirse en empleado permanente (45%) y por la escasez de posiciones permanentes (41%).

Las crisis también trae consigo oportunidades y esta etapa se ha convertido en la ocasión perfecta para que los candidatos renueven sus perfiles profesionales. Un 80% de ellos han actualizado su currículum en este período, mientras que muchos otros han aprovechado para enriquecerlo, ya sea participando en webinars (42%), llevando a cabo formaciones para mejorar sus habilidades (46%) o adquiriendo nuevas skills (42%).

Las empresas aprueban en su gestión de la crisis

Nuestro Índice de Confianza Laboral también recoge datos relativos a la gestión de la crisis por parte de las empresas.  La mayoría de los participantes, un 70%, dijo haber trabajado desde su casa durante esta etapa y afrontan la vuelta al trabajo presencial de forma positiva o neutra, puesto que tan sólo un 8% dice sentirse nervioso y sin ganas de regresar.

Los participantes han valorado también cómo sus empresas han gestionado la crisis de forma interna. Así, un 36% se siente muy satisfecho por la forma en la que su organización ha facilitado el trabajo desde casa y el mismo porcentaje se muestra conforme con las directrices recibidas para adaptar los procesos y gestiones a la nueva situación.

¿Qué aspectos de la gestión de crisis obtienen una peor valoración? Principalmente la comunicación de los cambios por parte de los líderes, aspecto con el que un 30% no se encuentra satisfecho, así como con la información de una visión de futuro tras la cuarentena, que un 34% considera insuficiente.

Perspectivas menos pesimistas a largo plazo

¿Y cómo ven los candidatos el futuro del mercado laboral? Nuestro Índice de Confianza Laboral

también arroja datos sobre las perspectivas de los españoles.  Si en el segundo trimestre de 2020 la confianza laboral desciende un 56% con respecto al año anterior, las previsiones muestran cierto optimismo a más largo plazo, ya que la confianza laboral con respecto al futuro del mercado cae un 33%, lo que supone una diferencia menos acusada.

¿Te gustaría conocer nuestros estudios salariales?

¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.