Millennials. La generación de la que más se habla de todos los tiempos. Son los niños que nacieron fruto del Baby Boom de los 60. También conocida como la generación Y, son hijos de padres que experimentaron la explosión del consumismo, llevando a los millennials a ser egocéntricos y narcisistas. Aunque a decir verdad, esta es la generación de jóvenes titulados superiores con mayor conocimiento de las tecnologías y que van a liderar el futuro.

Son los millennials entonces ¿amigos o enemigos? No importa la respuesta pero tenemos que tenerlos en cuenta. En 2025, esta generación ambiciosa llegará a ser el 75% de los trabajadores en activo, así que es importante prestar atención a cómo esta generación se percibe a sí misma y se integra en la sociedad.

                                     

¿Qué les interesa?

Los millennials no se centran en el dinero como hicieron sus padres. Una encuesta realizada por LinkedIn mostró que lo más importante para un millennial no era el dinero sino un paquete retributivo. Lo que les importa es trabajar por una buena causa y que ésta sea de valor. Si encuentran un trabajo que les encante se quedarán.

Al entrevistar a un millennial hay que averiguar lo que le interesa fuera del trabajo. Esto es vital. Un millennial dejará su trabajo si no encuentra que le satisface plenamente. El 61% de los millennials está preocupado por el mundo, se siente responsable de él y quiere cambiarlo. Un salario alto no es suficiente. Hay que tenerlo en mente cuando se contrata a un millennial.

Adaptación al cambio

Los millennials saben mucho de tecnología. Han crecido entre los años 90 y el año 2000 lo que significa que han crecido en la era tecnológica. Una fuerza que hay que reconocerles. Son eficientes y se adaptan rápido al cambio. Mientras haya buenas startups y compañías jóvenes los millennials son independientes.

El 65% afirma que es peor para ellos perder el teléfono que el coche. Esto muestra la importancia de la tecnología para los nativos digitales. ¿No hay internet? El pánico se dispara. Muchos de ellos saben utilizar la tecnología pero cuando no la tienen se les cae el mundo encima. Pero todo esto, no les impide ser uno de los grupos con mayor influencia empresarial.

La red social

Los Boomers están bien conectados. No están tan pendientes de las redes sociales como los millennials pero han vivido más y han sabido ampliar su red social en la vida real. Las relaciones sociales de los millennials son más efímeras. También hay que tener esto en cuenta ya que con los años los Boomers se han construido una red de contacto fuerte.

Sin embargo, son los millennials los que usan los social media para impulsar su búsqueda de empleo, en lugar de los boomers. No hay que tomárselo a broma ya que el 56% de los millennials rechazarían un puesto de trabajo que les negara el acceso a las redes sociales.

Este tipo de comunicación inmediata ha hecho a los milllennials esperar resultados rápidamente en un mundo en el que todo es inmediato y en contacto constante. Cuando una página lleva más de 30 segundos sin cargarse llega la frustración. A los millennials se les ha etiquetado de vagos. ¿Pero, justamente?

Debemos tomarlos en serio

Tanto si somos fans o  no de los millennials, en 2025 serán la mayoría de los trabajadores en activo. Puede que hayan heredado un futuro complejo pero se adaptan al cambio rápidamente. Su afición a los social media y la tecnología, su forma de pensar en nuevas formas de ahorrar con servicios como Airbnb y Eatwith, prueba que los millennials se nutren de un sentido de comunidad, propagado por la idea de compartir.

Una mezcla de millennials y baby boom en el equipo puede ser todo un éxito ya que van a liderarnos en el futuro. 

Si estás en búsqueda de empleo, visita la sección de candidatos.

¿Estás contratando? Contacta aquí.

¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.