El 44% de los españoles reconoce que su nivel de inglés es "bajo" o "muy bajo" frente a un 22% de los ciudadanos que opina que su nivel de inglés es "alto" o "muy alto", según el barómetro Cambridge Monitor.

Si queremos dar la vuelta a la balanza, debemos entender que, hoy más que nunca, se necesita saber inglés, el idioma de los negocios, para poder moverse correctamente en el mundo profesional.  De hecho, la mayoría de los puestos de trabajo dirigidos a mandos medios y directivos, exigen como requisito indispensable el conocimiento de un segundo idioma, generalmente el inglés.  Sin embargo, tener un buen nivel de inglés no siempre garantiza el éxito de una presentación en público, donde interviene otros elementos como: la organización, la puesta en escena o la propia entonación del discurso.  

Por todo ello, aunque pueda suponer un reto, la preparación es clave y el conocimiento es poder. Siguiendo unos pequeños trucos y consejos, podrás preparar una presentación capaz de conquistar a tu audiencia.

Define el objetivo de la presentación

En primer lugar, analiza la información más relevante para dar contexto al mensaje y crear un discurso atractivo. Un punto clave, durante una presentación de éxito en inglés, es que la información sea clara y ordenada. De este modo, tu discurso fluirá correctamente y tu audiencia podrá seguirte fácilmente.

Entiende a tu público

Debes saber de antemano a quién está dirigida la presentación y adaptar tu lenguaje y estilo en consecuencia.

Si hablas a ejecutivos, enfócate a cifras y porcentajes, con una presentación orientada a resultados y beneficios. Si, por el contrario, te diriges a un público más operacional, incluye datos más ejecutivos, utilizando un inglés más técnico.

Establece una estructura

Una estructura bien definida te ayudará a fijar las etapas, desde el saludo y la introducción hasta la conclusión y las preguntas del público, así seguirás un hilo coherente y, lo más importante, mantendrás la atención de tu audiencia.

Te ayudamos con unos ejemplos de introducción:

“Thank you for joining us today. My name is…. and I’m here to speak about...”, “Good morning to all. For those of you who don’t know me, my name is... and today I would like to discuss…”.

En el cuerpo de la presentación, debes exponer detalladamente la información. Algunos términos útiles para organizar los puntos importantes o exponer varias alternativas, son los que se definen como “Linking words”, tales como: “Firstly…, secondly…, thirdly…”, “In the first place…”, “Furthermore...”.

Finalmente, la conclusión tendrá que resumir los distintos puntos que se han tratado subrayando cómo éstas apoyan nuestra conclusión, utilizando expresiones como: “Altogether”, “in conclusion”, “to some extent”, “to sum up...”

Apóyate en la tecnología

Los avances tecnológicos son nuestros grandes aliados hoy en día. Utilizando soportes visuales conseguirás una presentación más amena, así como facilitar la comprensión de lo que se está exponiendo de una forma clara y concisa, a través del uso de imágenes y gráficos representativos.

Prepara tu discurso

El ejercicio es clave. Practica lo que deseas transmitir, márcate un guion y repítelo frente al espejo. Ensáyalo previamente para medir los tiempos y comprobar el impacto de tus palabras, sin aprender de memoria, para que, llegado el momento, suene lo más natural y cercano posible.

Desarrolla un listado de posibles preguntas

El último paso es el más importante porque es el que tu público recordará tras tu presentación. Anticípate a sus dudas y redacta posibles respuestas.  De esta manera, podrás invitar a los participantes a hacer preguntas, y demostrarás mayor credibilidad y confianza: “Please interrupt me if you have any doubts”, “I am happy to clarify any point if you have doubts”, “Please feel free to ask me questions”.

Finalmente, también podrían darse las siguientes situaciones:

  • ¿Y si nadie hace preguntas? Una técnica eficaz es iniciar tú mismo la conversación con una pregunta frecuente de interés común.
  • ¿Y si no entiendes la pregunta? No pierdas la compostura, siempre puedes pedir aclaración: “Excuse me, I did not hear that very well”, “Excuse me, could you repeat the question?”, “I am not sure I understand what you mean...”
  • Otra técnica efectiva es relanzar la pregunta al público, para que te dé tiempo a entender el contexto y pensar en una respuesta: Let me ask, what do the rest of you think?”, “Does anybody want to share their opinion on this topic?”

Nuestros consejos te ayudarán a sentirte más cómodo durante tu próxima presentación en un idioma extranjero, sin embargo, es vital buscar siempre maneras para potenciar constantemente esas habilidades lingüísticas. El uso de materiales audiovisuales para aprender inglés, como: libros o series en versión original, utilizar aplicaciones y podcasts en tus ratos muertos o buscar situaciones para hablar inglés; pueden ser de gran utilidad. Asimismo, si quieres llevar tu inglés al siguiente nivel y sonar como todo un nativo, investiga modismos, expresiones y frases hechas, y nadie pondrá en duda tu nivel de inglés.

¿Y tú, estás listo para tu próxima presentación profesional en inglés?

¿Estás buscando trabajo?

Encuentra las mejores ofertas en nuestra web.

Aplica ya

¿Tu salario está en línea con el mercado?

Nuestra herramienta de comparador salarial te facilita información de los salarios. Detallado por puestos y sectores que componen el mercado español

Pruébalo
¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.