Los beneficios de tener una cultura de trabajo diversa e inclusiva son importantes, no solo en términos de resultados, sino también en términos de satisfacción de los empleados, de ahí una de las claves para que una empresa resulte atractiva para captar nuevos empleados. En el sector financiero, en particular, la implantación de la diversidad y la inclusión (D&I) es esencial para ayudar a abordar la representación de los grupos minoritarios.

Por lo general, las empresas de mayor tamaño han sabido adaptarse creando una cultura diversa e inclusiva. Como resultado de ello, han reestructurado su estrategia de contratación, lo que ha tenido un impacto positivo en su cultura. En comparación con otros sectores, el sector financiero está, en algunos sentidos, relativamente equilibrado y demuestra un alto nivel de disposición para adoptar la diversidad. El hecho de que los departamentos adopten un enfoque fragmentado puede ser perjudicial para el crecimiento de una organización, mientras que la diversidad permite que una empresa cambie y evolucione basándose en las diferencias y las colaboraciones, lo que muchas empresas están aplicando actualmente.

Cuando la diversidad es un indicador del equilibrio de las personas de determinados grupos demográficos, la integración es un reflejo de la cultura de empresa. Se debe establecer una cultura integradora desde arriba, filtrada hacia abajo y adoptada por todos dentro de la organización.

Comprender las necesidades de negocio

La mejor manera para que una organización mejore en materia de D&I es estableciendo una agenda: En primer lugar identificar las lagunas en materia de D&I; en segundo lugar, convencer a los líderes de la organización y por último establecer los valores de la compañía fijando los objetivos en materia de D&I.

Miriam Huertas, Directora de Michael Page, Division Finanzas, destaca la importancia de las habilidades sociales o sotf skills:

Lo primero de todo, las empresas deben entender las necesidades de los empleados y de negocio admitiendo y aceptando el cambio.   Diversity and Inclusion have become two of the requirements of candidates from the companies. Una buena estrategia de diversidad e inclusión se ha convertido en un requisito de los candidatos de las empresas. Tener empatía, comunicación, ser visionario y tener capacidad para la gestión del cambio se han convertido en algunas de las habilidades clave.   

Implementar la estrategia de D&I

Una vez que la visión sobre diversidad e inclusión está clara, el siguiente paso es la implementación: Impartir formaciones, alentar a los empleados a participar y a compartir o establecer mentores son algunas de las acciones a llevar acabo.  Es esencial que el departamento financiero entienda bien la visión de la empresa y sepan aplicarla. Esto no solo es importante en el proceso de contratación, sino también durante el proceso de On Boarding de nuevos empleados con el objetivo de ayudar a la empresa a crear una cultura verdaderamente inclusiva.

Seguimiento

Una vez integrada la D&I en la compañía, el siguiente paso consiste en medir y supervisar eficazmente la el compromiso de los empleados. Este seguimiento puede variar de una empresa a otra; sin embargo, ya solo por un aumento anual en el equilibrio entre géneros o minorías es considerada como una evolución muy paso positiva.

Celebrar el éxito

Cuando se identifican mejoras en materia de D&I, el último paso consiste en celebrar el éxito. En este sentido, resulta fundamental compartir los logros obtenido en materia de D&I dentro y fuera de la organización: Hacer que tus empleados actuales se sientan orgullosos y por otra parte posicionarse como empresa que realmente acepta la diversidad es muy positivo para captar empleados potenciales que estén considerando sus opciones.

Promover un programa de D&I claro

Los profesionales financieros deben asegurarse de que sus departamentos adoptan la visión y la estrategia establecidas por la empresa. Es importante que los responsables de personal integren la estrategia de D&I de la empresa asegurándose de que están avanzando en buena dirección. Si se ha ejecutado correctamente estrategia anterior y la empresa ha está celebrando su éxito de implantación y buenos resultados, esto se convertirá en un círculo virtuoso de éxito.

El informe «Female millennial» de PwC señala que el 85 % de los encuestados reveló que «la política de una empresa en materia de diversidad, igualdad e inclusión de la plantilla era importante a la hora de decidir si trabajar o no para esa empresa». Un programa de inclusión claro es esencial para atraer a candidatos de alto nivel. Al margen de que las estrategias de D&I en el lugar de trabajo son lo correcto desde el punto de vista moral y ético, disponer de un programa de inclusión sólido también puede aumentar los ingresos y beneficios. Esto se debe a que se ha demostrado que las culturas de trabajo que tienen en cuenta y acogen a personas de diferentes entornos crean una plantilla más eficiente y feliz.

Los líderes financieros deben creer realmente en la D&I y en los beneficios que aportará a la plantilla. Asegúrese de utilizar el lenguaje correcto en su espacio de trabajo y crear un entorno acogedor y cómodo para todos. La clave es un compromiso con la D&I por parte de la alta dirección a través de un programa de inclusión y un seguimiento continuo del cambio en términos porcentuales. A medida que se comienza a crear una plantilla cada vez más diversa, respaldada por una cultura integradora, tu empresa debe experimentar a su vez un aumento en la retención de personal y en consecuencia, una mayor productividad.

¿Quieres conocer las tendencias y salarios en el sector de finanzas? Haz click aquí 

¿Te interesan las últimas tendencias del mercado?
Toda la información que deseas recibir en tu correo según tus intereses y la recurrencia que especifiques.