Tanto en el trabajo como en la vida privada, hace falta una hoja de ruta y unos objetivos bien definidos. Los candidatos necesitan entender el propósito del puesto de trabajo en el que se inscriben y las empresas necesitan saber que contratan el mejor talento disponible para desarrollar su negocio. ¿Cómo conseguirlo? 

Los empleados necesitan saber y entender el objetivo de su puesto de trabajo para sentirse realizados, una característica que, aunque últimamente la asociamos más a los millennials, se extiende a todas las generaciones, por lo que hoy en día, debe de ser una prioridad para todas las empresas. 

Si entendemos y adoptamos bien la misión de una empresa y somos capaces de trasmitirla a personas ajenas a la misma, también seremos capaces de contratar a los mejores candidatos. Aunque no todos lo hacen, los consultores que actúan así lograrán atraer de forma más eficiente el talento que necesitan, haciendo que las empresas alcancen sus objetivos y se conviertan en lo que quieren ser.  

Según Jaime Asnai González, Director General de PageGroup España:

Existe un tipo de salario emocional que empuja a los empleados a dar lo mejor de sí mismos y es que se sientan identificados con la misión, objetivos, cultura y valores de la empresa. Cuanto más se identifican con ellos, mayor compromiso tendrán con la organización y sabrán cómo contribuir mejor a la consecución de los objetivos.

En la actualidad, se puede acceder de una forma rápida y sencilla a gran cantidad de información. Las redes sociales, las aplicaciones de mensajes instantáneos, las webs de las empresas. los blogs y los foros de opinión han abierto nuevos mundos donde encontrar grandes volúmenes de información. Adaptarse a esta nueva realidad mediante un diálogo abierto nos ayudará a atraer al mejor talento. No cabe duda: una cultura basada en objetivos ofrece resultados.  


Idea clave: Saber transmitir al empleado sus objetivos y hacerles sentir como parte de la cultura empresarial es clave Las empresas que sean capaces de reaccionar a este cambio, entablando un diálogo abierto con los candidatos, alcanzarán mejores resultados.


Apoyar las nuevas formas de empleo  

La denominada Gig Economy (trabajos esporádicos o puntuales) y los contratos temporales o de interinidad han cobrado cada vez más importancia en los últimos años. La idea de conseguir un trabajo para toda la vida ya no resulta atractiva. Con independencia del tipo de contrato, todos los trabajadores deben recibir el mismo trato, equilibrando sus derechos sociales.  

Aprobándose una protección social universal para todos los trabajadores, independientemente de su situación laboral, conseguiremos que las personas obtengan un mayor apoyo y agilizaremos los cambios en el mercado, haciendo posible una mayor flexibilidad, tan deseada tanto por trabajadores como por empresas.  

Domenec Gilabert, Executive Director  de PageGroup España, afirma:

En los últimos tres años, se ha observado una mayor rotación en el mercado, especialmente de perfiles más jóvenes. 

Para ello, hay que replantear las leyes en materia laboral y protecciones sociales a nivel nacional, regional y local. El marco legal actual se centra en su mayoría, en los contratos fijos a tiempo completo. Así lo indican las estadísticas: entre 2001 y 2012, los contratos temporales aumentaron un 25% en la UE (frente a un 7% de los contratos fijos) y de casi la mitad de los trabajadores con edades comprendidas entre 15 y 24 años, el 43,9%, tuvo un contrato temporal. En Francia, segunda mayor economía de Europa, 6 de cada 10 nuevos contratos de trabajo son temporales o de interinidad.  


Idea clave: Actualmente, las personas están dispuestas a trabajar bajo diferentes modalidades de contrato, pero el Estado no se ha adaptado aún del todo a esta nueva realidad. Las compañías podrán impulsar este cambio poniendo en valor al empleado con independencia del tipo de relación contractual que mantengan con ellos, obteniendo una mayor flexibilidad para ambas partes.  


El objetivo es la clave  

El salario y el prestigio de una empresa solían ser las principales motivaciones para los candidatos. De hecho, las ofertas de empleo que incorporan estas variables siguen siendo el principal gancho. Sin embargo, los responsables de contratación reconocen que la interacción con las ofertas de empleo convencionales es cada vez menor.  

En el contexto actual, los candidatos quieren entender los logros y los compromisos sociales de las empresas. Quieren conocer qué causas apoyan, cómo se trabaja y cuáles son sus objetivos. ¿Por qué? Porque en la actualidad las personas son más conscientes de la importancia de conceptos como el respeto, la igualdad de sexos o el apoyo a las minorías; y demandan, que las empresas cuenten con normativas de protección y concienciación social. 

Esther Carrera, Directora Senior de PageGroup España, explica: 

Actualmente, los candidatos quieren saber el «por qué» de las cosas cuando se levantan por la mañana; qué hace su empresa por la sociedad y cómo pueden colaborar como empleados. Se interesan profundamente por cuestiones sobre diversidad e inclusión y quieren ver estas iniciativas en las empresas. Más allá del salario, la misión y el propósito de una empresa se convierten en factores clave para su motivación personal. Esperamos que más compañías apliquen estos cambios porque, antes o después, tendrán que hacerlo. 

Si actualmente la tecnología permite preseleccionar a los candidatos, ¿por qué éstos no van a utilizarla para seleccionar a las empresas? Los candidatos desean entender, en el contexto más amplio, qué puesto van a ocupar y qué tareas van a realizar y así evaluar su contribución real a los objetivos de la compañía para conseguir una mayor satisfacción, tanto en el plano laboral como en el personal.  

Domenec Gilabert señala: 

Actualmente la tecnología nos ofrece toda la información que necesitamos. Los candidatos tienen acceso a todos los datos de las empresas con todo lo que ello implica. Disponer de una estrategia de Employer Branding ayudará a las compañías en este punto. 

¿Qué podemos hacer en este sentido? Responder con claridad a las preguntas que formulen los candidatos o, al menos, ofrecerles las respuestas que buscan. Michael Page entrevista a miles de candidatos cada semana y nuestro negocio depende de nuestra capacidad en entender lo que necesitáis las empresas y candidatos. Ayudamos a las empresas desde la perspectiva del candidato y ofrecemos respuestas a las siguientes preguntas:  

Ante una oferta similar, ¿por qué debería elegir una empresa y no otra?  

  • ¿Cuál es el estilo de management?  

  • ¿Qué herramientas utilizaré para lograr que mi trabajo sea más eficiente, eficaz y productivo?  

  • ¿Qué impacto tendrá mi trabajo en el negocio?  

  • ¿Cómo alcanzaré mis objetivos?  


Idea clave: En la actualidad, una buena oferta de trabajo es mucho más que un salario alto o el nombre de una compañía. Es necesario que las empresas consigan diferenciarse más allá de explicar cómo se trabaja en ella.  


Volver al Futuro de la Contratación

¿Estás buscando trabajo?

Encuentra las mejores ofertas en nuestra web.

Aplica ya

¿Estás contratando?

¿Te gustaría hablar sobre tus necesidades de contratación?

Contáctanos

Estudio Salarial

Información clave sobre tendencias de mercado y salarios por sectores.

Descubre