En la era digital, las herramientas que nos ayudan a buscar empleo se han multiplicado y las entrevistas de trabajo también han cambiado. En lugar de tener que viajar para realizar una entrevista de trabajo, la tecnología se ha puesto a nuestro favor y el formato video permite realizar una entrevista desde cualquier ubicación. De esta manera, tanto candidatos como entrevistadores pueden tener una primera impresión de la empresa, funciones del puesto, apitutes del candidato, personalidad, etc. Si tu próxima entrevista de trabajo va a ser por Skype, te damos 7 consejos para que estés preparado:

1. Verifica que funcione el ordenador. ¿Tu Skype está actualizado? ¿Tu portátil está completamente cargado? ¿Has revisado tu conexión a internet? Antes de iniciar la entrevista, asegúrate que todo funciona correctamente. Esto te ayudará a evitar estrés previo y podrás abordar la entrevista de la mejor manera posible.

2. Espera tu turno de palabra. ¿Has utilizado Skype con anterioridad? Si es así, posiblemente hayas experimentado retrasos en las llamadas de Skype debido a una mala conexión entre ambas partes. Esto se produce de manera frecuente y puede provocar momentos incómodos. ¡No te preocupes! Antes de conectarte para hacer la entrevista te recomendamos que hagas una prueba de audio y sonido para confirmar que todo esta bien. En cualquier caso, debes ayudar a que la conversación fluya sin problemas esperando tu turno, siendo paciente con los silencios y, sobre todo, teniendo una buena conexión. 

3. Mirar a la cámara. Es importante que centres tu atención directamente en el entrevistador, de esta manera te notará más comprometido y gracias al contacto visual, el entrevistador podrá tener una idea más clara sobre tu perfil e interés en el puesto. Una curiosidad: recuerda que tu cara es mucho más grande en su pantalla con lo cual, te recomendamos que antes de ponerte delante de la cámara hagas un par de pruebas para confirmar que tu rostro queda cuadrado y bien enfocado. 

4. Pensar en el entorno. Haz que tu entorno se vea lo más profesional posible. Te recomendamos tener un fondo sencillo detrás para no distraer al entrevistador. Además, es importante que la fuente de luz esté dirigida hacia ti o de lo contrario, no se te verá bien.

5. Minimiza las interrupciones. Pon tu teléfono en silencio, cierra todas las pestañas abiertas en tu navegador, desactiva todas las alertas del ordenador y si vives con otras personas, comunícales antes que vas a tener una entrevista de trabajo para que así no te interrumpan. Por último, no olvides mantener tus mascotas fuera de la habitación.

6. Actualiza el perfil de Skype. Para tener éxito en una entrevista por Skype y generar una buena impresión, te recomendamos tener una cuenta profesional con tu nombre y apellidos completos y una imagen de perfil adecuada a las exigencias de tu perfil profesional. Recuerda que el entrevistador no te verá en persona y este tipo de detalles serán decisivos para que tu candidatura pueda destacar sobre el resto.

7. Mantener contacto después de la entrevista. ¿Tienes los datos de contacto de tu entrevistador (como teléfono fijo o móvil) en caso de un problema técnico? Una ventaja adicional que puedes conseguir en este formato de entrevista es que, posiblemente, tengas la dirección de correo electrónico del entrevistador para que puedas enviar un email de seguimiento o un mensaje de agradecimiento unos días después. Si no es así, nuestro consejo es que, educadamente, le solicites su email, demostrándole así tu interés en el seguimiento de tu candidatura. Prepararse para una entrevista de trabajo no es sencillo y más aún, si no podemos ver a la persona cara a cara.

El éxito de una entrevista por videoconferencia vendrá determinado por el cuidado de los pequeños detalles: el nombre de Skype, tu imagen personal, una conexión rápida que favorezca la buena comunicación entre candidato y empleado o respetar los turnos de palabra. Recuerda que tu entrevistador no te verá de forma presencial con lo cual, debes mostrar con claridad cómo eres y qué aspectos te diferencian de los demás. Esto te ayudará a empatizar y de esta manera, el entrevistador puede hacerse una idea más clara de tu perfil e interés por el puesto.