4 consejos para trabajar fuera de la oficina

Más de 200 empleados de Automattic nunca van a la oficina  por la mañana. Sería imposible porque trabajan en 174 ciudades diferentes, en 29 países de todo el mundo. La oficina es cualquier sitio que tenga una conexión a internet ya sea la casa de uno, la playa o la cafetería de abajo.

Automattic es un ejemplo de como un mayor número de compañías están creciendo virtualmente. También las multinacionales como Apple o Dell ofrecen puestos que se pueden realizar parcialmente o totalmente desde casa. Las ventajas están claras: se reducen costes y se puede contratar a personas de todo el mundo. Pero ¿cómo nos aseguramos de que todo el mundo hace lo que tiene que hacer?

                 

 

  1. Buena comunicación

El gran reto de las compañías que trabajan en remoto es la comunicación dentro del equipo. Charlas en la cocina, sesiones de brainstorming o conversaciones cara a cara para revisar el trabajo del otro se tienen que remplazar por un equivalente. Según Sara Sutton Fell,  CEO de  FlexJobs, es importante no usar sólo la comunicación online. Para información práctica como datos o actualizaciones de proyectos, el email es perfecto. Para las sesiones de brainstorming e información más personal es mejor el teléfono o el video.

 

  1. Objetivos claros

 

Una de las razones fundamentales por las que las compañías eligen trabajar en remoto es porque temen que sus empleados no hagan su trabajo. ¿Qué ocurre si un empleado decide ponerse a lavar los platos o dar un paseo en lugar de acabar un proyecto? La respuesta: objetivos definidos y fechas de entrega en las que las dos partes estén de acuerdo.

 

  1. Herramientas correctas

Trabajar a distancia solo tiene sentido si los empleados tienen las herramientas necesarias que necesitan para comunicarse entre ellos, compartir información y hacer su trabajo: smartphones, auriculares y webcams. También herramientas de software online, como Google Docs o Basecamp.  Estas herramientas permiten monitorizar el progreso, mantener conversaciones y planificar los proyectos a distancia.

  1. Trato personal

Algunas compañías requieren que los empleados fichen a una hora. Esta medida va en contra de una de las grandes ventajas del trabajo en remoto: es mucho más fácil adaptar las horas a las necesidades de los empleados. Alrededor de un 20% de las personas trabajan mejor si pueden dormir un poco más y empezar un poco más tarde. Un lugar de trabajo virtual da la libertad de adaptar el trabajo de los empleados a sus necesidades personales.